¿agricultura industrial u orgánica? parte 1

Sistemas de raíz

¿agricultura industrial u orgánica? parte 1

Cuando hablamos del futuro de la agricultura, observamos dos corrientes divergentes. Agricultura orgánica e industrial.

En la agricultura industrial, tenemos parcelas igualitas donde podemos predecir la cantidad de fruto que se va a producir y donde el objetivo es maximizar la productividad por hectárea. A esta escuela se le ha otorgado el reto de darle de comer a la creciente población mundial. Con el advenimiento de tecnologías como CRISPR el costo de alterar geneticamente a organismos ha bajado considerablemente y se ha hecho accesible a pequeñas empresas que buscan cambiar como crecemos nuestra comida.

Ahora la agricultura orgánica. Esta onda de retroceder en el tiempo y comprar frutos producidos localmente y de manera orgánica. Una vida más simple y “natural”.

Tal como lo escribo, parece obvio que la única salvación a nuestra mala costumbre de comer para subsistir yace en la agricultura industrial. Sin embargo, no todo es color de rosa. Las consecuencias del uso desmedido de estas prácticas agrícolas han resultado en zonas muertas marinas y el desprendimiento de miles de toneladas de gases de efecto invernadero por uso de fertilizantes químicos. Esto a su vez ocasiona una reducción en los rendimientos de los cultivos y la necesidad de alterarlos para poder crecer en climas adversos.

En un futuro donde el cambio climático es impredecible, ¿la agricultura orgánica será nuestra salvación?